Dan emotiva despedida al primer actor Jaime Garza; así fue el último adiós

    Jaime Garza, quien había presentado complicaciones de salud derivadas de la diabetes que padecía desde hace varios años, falleció el pasado 14 de mayo a los 67 años; su muerte conmocionó al mundo del espectáculo. Tras darse a conocer la noticia, actores, famosos y familiares acudieron a una funeraria ubicada en el centro de la Ciudad de México para darle un último adiós al primer actor. 

    En el funeral estuvieron presentes Rosita Pelayo, Rafael Inclán y Mariana Garza, sobrina de Jaime Garza. La ex integrante de Timbiriche señaló en una entrevista para Sale el Sol que un día antes el actor había hablado con su mamá para decirle que ya estaba cansado.

    "La noche anterior le dijo a mi mamá: 'Ya, ya me cansé'. Yo sí creo que cuando tienes ese regalo, habla del ser humano que es, de la persona tan hermosa que es y que se le da esa oportunidad de decir: 'Ya me voy, que se queden bien'", señaló Mariana Garza. 

    Por su parte, Ana Silvia Garza, hermana del actor, aseguró que falleció en paz. Señaló que esperan en un futuro rendirle un homenaje al primer actor.

    "Se fue muy agradecido... Si creo que hay manera de que podamos trascender, este efímero paso a la eternidad no es nada. Hacerle un homenaje, él tiene un libro de poesía", dijo. 

    Rosita Pelayo revela que Jaime Garza sufría depresión

    La actriz, ex esposa del primer actor, señaló que Jaime Garza padeció de depresión durante los últimos años. Y recordó la relación y amistad que mantuvo con el famoso. 

    "Fue mi novio, mi marido y fuimos grandes amigos hasta la fecha de ahora. Éramos amigos, claro que lo voy a extrañar mucho, lo quise mucho. Él tenía diabetes, lo habían operado hace como mes y medio o dos meses de su pierna que le quedaba", mencionó. 

    Rosita Pelayo comentó que en una de sus últimas conversaciones con Jaime Garza le había mencionado que su médico pensaba volver a operarlo. 

    "Él me comentó: 'El doctor me dijo que si no me operaba, quizás pierda yo la pierna. Yo no puedo vivir ya, no vivo si me quitan la pierna. Ya dos piernas, yo no puedo'", contó Pelayo.