La forma correcta de manejar tu aguinaldo

     

    Antes de gastarlo, ahorrarlo o repartirlo hay que recibirlo. Sí adivinaron estamos hablando del aguinaldo que para muchos es una prestación inexistente o en peligro de extinción. Para quienes reciben este recurso que es un derecho de los trabajadores y obligación de los patrones. Y aquí algunas preguntas básicas del aguinaldo:

    1)¿Quién tiene derecho a recibir el aguinaldo?

    A) Todo trabajador en activo.

    B) Todo extrabajador aunque no haya laborado el año completo.

    2)¿ Cuál es el salario que se debe considerar para su pago?

    El salario que ordinariamente perciben los trabajadores por un día laborado (salario base) y que reciben al momento en que deba pagarse esta prestación.

    3)¿Qué cantidad debo recibir?

    A) Los trabajadores tendrán derecho a un aguinaldo anual equivalente a 15 días de salario, por lo menos.

    B) Si no laboraste el año completo, tienes derecho a que se te pague la parte proporcional, de acuerdo al tiempo trabajado durante el año.

    4)¿Cuándo se paga?

    A) Si eres trabajador activo antes del 20 de diciembre.

    B) Si eres extrabajador se debe pagar en la fecha de la terminación de la relación laboral.

    5)¿Qué pasa si no te lo pagan?

    Podrás acudir a la PROFEDET, donde un abogado te brindará asesoría legal, gratuita y personalizada.

    6)¿Qué tiempo tienes para reclamarlo, si no te lo pagan?

     

    Un año a partir de que éste es exigible.

    hablamos de cuándo, cuánto y quiénes deben recibir el aguinaldo y ahora viene la parte dolorosa o diría más complicada. ¿Cómo debemos aprovechar esta prestación? Aunque depende de las prioridades de cada trabajador como por ejemplo si tiene deudas o proyectos ya comprometidos con anterioridad y que debe cumplir con este dinero, una regla básica que se puede aplicar para el mejor uso del aguinaldo es la siguiente:

    30% para pagar deuda, primero las más caras y las de vencimiento a corto plazo

    50% para ahorrar, piensa que podría ser el inicio de un hábito para que a lo largo de todo el año sigas aumentando tu ahorro y alcanzar tus metas de corto, mediano y largo plazo. Recuerda que el dinero inmóvil pierde valor así es que puedes invertirlo para que te otorgue rendimientos

    20% para los gastos propios de la época o si quieres darte un merecido gusto, recuerda que aunque el porcentaje sea bajo tienes que evitar compras de impulso y comparar precios.

    ¿Ahora qué pasa si no tienes deudas? La mejor recomendación es que entonces destines un porcentaje mayor al ahorro y fortalezcas tus finanzas personas o familiares para gastos más grandes y que requieren una constancia y tiempo.

    © 2019 www.encuentroradiotv.com