Líbano, un país muy golpeado por la crisis, COVID-19 y ahora explosiones

     
     

    Líbano es un país que viene sumamente golpeado, primero por la crisis económica que en 2019 provocó protestas masivas, agravada ahora con la pandemia de COVID-19 y ahora estas explosiones en el puerto de Beirut, señaló el internacionalista Mauricio Meschoulam en Así el Weso.

    En entrevista con Enrique Hernández Alcázar, Meschoulam destacó que hasta el momento ningún grupo se ha responsabilizado por esta situación y hasta ahora no hay evidencia para afirmar que este sea un acto provocado por alguien, en cuyo caso ya estaríamos hablando de un ataque terrorista. "Todo viene apuntando a la teoría de los explosivos almacenados, lo que implicaría una negligencia y una corrupción brutal", dijo.

    Dijo que la actividad de las últimas semanas entre Israel y Hizbulá podría haber sugerido en cierto momento la posibilidad de un ataque desde Israel, aunque generalmente estos son ataques limitados. Señaló que siempre existe la posibilidad de un sabotaje y, aunque Israel lo ha hecho anteriormente en instalaciones militares y/o nucleares, no son nada comparados con la dimensión de este evento y la cantidad de muertes que generó. "Falta mucho para tratar de entender, por lo pronto son los elementos que tenemos", finalizó.