Periodismo estigmatizado, 'fake news' y un gobierno que quiere dictar su verdad sobre la verdad