En nueve meses, Gobierno de Oaxaca pagó 56 millones de pesos en renta patrullas; policías, con chalecos caducados

Oaxaca de Juárez, Oax.- La Secretaría de Seguridad Pública del Gobierno de Oaxaca pagó durante los primeros nueve meses de 2021 un total de 56 millones de pesos en el arrendamiento de 173 vehículos habilitados como patrullas; es decir, a un costo de 36 mil pesos mensuales.

 

De acuerdo con datos incluidos en el Quinto Informe de Gobierno del titular del Poder Ejecutivo estatal, Alejandro Murat Hinojosa, entregado el pasado 15 de noviembre, el costo por cada vehículo fue, entre enero y septiembre, de 323 mil 699 pesos, por lo que se estima que al cierre de 2021 las autoridades habrán pagado 431 mil 538 pesos por cada unidad rentada.

 

No obstante, el costo erogado en el arrendamiento de los vehículos utilizados en la entidad equivale al 50 por ciento del precio total de una patrulla nueva tipo Pick Up Ram 1500 Crew CAB, uno de los modelos más robustos y socorridos por los gobiernos estatales.

 

Hasta septiembre, el gobierno de Oaxaca había pagado la renta de las patrullas con 35 millones de pesos del Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública (FASP) –recursos federales—y con 21 millones de pesos de recursos estatales, se informó.

 

“También con la finalidad de reducir los índices de delincuencia en el estado, mediante una inversión de recursos federales del FASP 2021, por un monto de 35 millones de pesos, y con recursos estatales por 21 millones de pesos, de enero a septiembre se logró una inversión histórica de 56 millones pesos para la contratación del servicio de arrendamiento de 173 patrullas ahora en servicio en las ocho regiones del estado”, dice el Quinto Informe de Gobierno, en las páginas dedicadas al rubro de seguridad.

 

En una cotización enviada en 2019 al gobierno de la Ciudad de México, la empresa Dodge valoró en 879 mil 125 pesos un vehículo patrulla tipo Pick Up, modelo Ram 1500 Crew CAB-V8 y en 872 mil 616 pesos una unidad Pick Up tipo Patrulla Ram 1500 CREW CAB-V6.

 

En 2021, el precio del mismo vehículo sin las adecuaciones para fungir en labores de seguridad oscilaba entre los 650 y 750 mil pesos, según el distribuidor.

 

Lo anterior, significa que de mantenerse vigente aquel contrato de arrendamiento durante 2022, el último año de la actual administración, el gobierno de Oaxaca habrá gastado 863 mil 76 pesos por cada unidad, prácticamente el precio unitario por un vehículo propio y nuevo convertido en patrulla.

 

A ello se suma que especialistas en mecánica automotriz han estimado en tres años la vida útil de una patrulla, lo que significa que para darle cobertura a aquel periodo a través del mismo arrendamiento, las autoridades deberían sufragar un total de 1 millón 294 mil 614 pesos, 50 por ciento por encima del valor real de cada vehículo.

 

“La Guía de Vida Útil Estimada y Porcentajes de Depreciación, publicada en el órgano de difusión oficial el 15 de agosto de 2012 como un elemento auxiliar en la aplicación de la Ley General de Contabilidad Gubernamental, establece que la estimación de la vida útil de un bien será una cuestión de criterio basada en la experiencia que el ente público tenga con activos similares, por lo que la experiencia con vehículos tipo patrulla, en el caso de la Secretaría de Seguridad Capitalina, indica que la vida útil óptima de este tipo de vehículos es de tres años”, explican documentos del gobierno de la Ciudad de México.

 

“Lo anterior, considerando una depreciación anual del 20 por ciento, toda vez que dichas unidades operan diversos turnos al día, generando un acumulado en kilometraje promedio estimado en 57 mil kilómetros al año”, agrega.

 

No obstante, autoridades municipales y estatales de todo el país han admitido que en múltiples casos las flotillas de patrullas llegan a ser utilizadas hasta por cinco años, únicamente sometidas a mantenimiento mecánico.