Por enésima vez, Iglesia de Oaxaca se pronuncia contra el aborto y la “rebeldía”, pese a muertes por Covid

    Escrito por: ÁLVARO MORALES Octubre 19, 2020 0
    FOTO: AGENCIAS FOTO: AGENCIAS

    Oaxaca de Juárez, Oax.- El arzobispo de Oaxaca, Pedro Vázquez Villalobos, se pronunció este domingo, por enésima vez, en contra de los ciudadanos que incumplen con las medidas sanitarias por contener la pandemia de Covid 19, pero también en contra de la práctica del aborto y la eutanasia.

     

    Al encabezar la homilía dominical de este 18 de octubre, el jefe de la Iglesia Católica de Oaxaca pidió a sus fieles no perder la fe en los momentos difíciles de la vida y al mismo tiempo cumplir con sus responsabilidades sociales.

     

    El líder religioso indicó que, ineludiblemente, al formar parte de la sociedad, toda la población tienen sobre sí la responsabilidad de cumplir leyes y reglas, a pesar de que éstas atenten en contra de los intereses personales de algunos individuos.

     

    Fue en esa parte del sermón dado en la Catedral Metropolitana, cuando el prelado reprochó de nueva cuenta que la sociedad no ha acatado las disposiciones para combatir la pandemia por Covid 19.

     

    “Usted tiene responsabilidades y yo también las tengo. Por su estado de vida y por su vocación, usted sabe lo que debe de hacer y qué no debe de hacer. Como miembro de una sociedad que está organizada sabemos qué está permitido y qué no está permitido”, subrayó ante los fieles.

     

    “En este momento que vivimos, cómo nos ha costado trabajo entender que tenemos que cuidarnos y en algunos momentos decimos: ‘Esto no es cierto, esto es mentira, esto es un invento, nos quieren hacer daño, nos quieren acabar, no te creas, no es verdad…’ Y creemos, cuando vemos un ser querido que se está muriendo, que tiene todas esas reacciones en su cuerpo, que no puede respirar, que no puede valerse por sí mismo, que tenemos que ir en busca de ser atendidos. Hasta entonces empezamos a creer tantito en esta famosa pandemia”, subrayó.

     

    Horas antes de que las autoridades estatales anunciaran la cancelación de los eventos públicos relacionados con las festividades del Día de Muertos, debido a que el estado se encuentra a punto de superar la marca de los 20 mil contagios de Covid 19, tras varios días con un alto número de casos nuevos documentados, Vázquez Villalobos lamentó que siga habiendo personas que dudan de la veracidad de la pandemia.

     

    “Y por más que nos dicen que nos cuidemos, que andemos así con cubrebocas y en sana distancia y todo esto, qué difícil, qué difícil para los que están en una rebeldía”.

     

    Luego, el Arzobispo se pronunció en contra de los defensores y promotores del aborto y la eutanasia.

     

    “A Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César. Ese ancianito es de Dios, usted no es su creador. Ese niñito que no ha nacido es de Dios. Usted no es quien dice ‘sí’ o quien dice ‘no’ para que nazca”.

     

    Abundó: “Usted dice que tiene derechos sobre su cuerpo, y ahí está un ser completamente distinto, aunque esté dentro de su cuerpo. Es otro cuerpo, es otro ser que tiene los mismos derechos. Es otra imagen y semejanza de Dios que se está formando como usted se formó, como usted se formó. No de una forma distinta.

     

    “Usted, si es llamada a ser madre, bendiga a Dios porque, ser madre es una gran bendición y cuide esa nueva vida y deje que el Creador haga Su Obra en su vientre, y forme una nueva vida que, el día de mañana va a ser el motivo de seguir amando y de realizarse como mujer, como esposa, como madre”, dijo.

    Luego, subrayó: “Bebamos de la fuente de la experiencia que son nuestros ancianos. Aprendamos de ellos, cómo lucharon, cómo se enfrentaron a la vida y cómo salieron adelante. Y no queramos eliminarlos porque estamos gastando de más en ellos y ya no les sacamos fruto a sus personas.

     

    “Sacrifíquese por ellos, siga desgastándose por ellos, no los abandone, déjese amar por ellos y llene ese corazón, en los últimos años de su vida, del amor de un hijo, del amor de un nieto, pero que nunca sea su abuelo un estorbo, sino que siempre vea la figura de Dios y la bendición de Dios en esos seres queridos”.