Oaxaca, cuarto estado donde más niñas y niños son abusados sexualmente por familiares

    Escrito por: ÁLVARO MORALES Noviembre 20, 2020 0
    FOTO: AGENCIAS FOTO: AGENCIAS

    Oaxaca de Juárez, Oax.- Oaxaca se ubica en el cuarto lugar nacional como el estado con el mayor porcentaje de niñas, niños y adolescentes que son abusados sexualmente por familiares, alertó este jueves la organización civil Reinserta.

     

    En el marco del Día Mundial para la Prevención del Abuso contra los Niños, Niñas y Adolescentes, indicó que, de acuerdo con datos de la Secretaría de Gobernación, los estados mexicanos que presentan los mayores porcentajes de niñas y niños que han sido abusados por sus familiares son Oaxaca, con el 12.2 por ciento; Guerrero, con el 13 por ciento; Michoacán, con el 13.7 por ciento, y Chiapas, con el 13.8 por ciento de los casos reportados a nivel nacional.

     

    Lo anterior se traduce en que de cada 100 actos de abuso sexual de niños, niñas y adolescentes, al menos 12 ocurren en esta entidad.

     

    Por su parte, Reinserta indicó que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) señaló que México ocupa el primer lugar en abuso sexual infantil.

     

    En ese sentido, se indicó que a partir de un estudio elaborado por el Consejo Ciudadano de la Ciudad de México, se estableció que los principales agresores sexuales de niñas, niños y adolescentes son familiares, seguidos de maestros y sacerdotes.

     

    En ese sentido, refirió que el 30 por ciento de los agresores corresponde a abuelos o padrastros, el 13 por ciento a tíos, 11 por ciento a padres biológicos y el 10 por ciento a primos.

     

    Por su parte, el INEGI reportó que de mil casos de abuso sexual infantil en México, sólo se denuncian ante la justicia 100; de esos, sólo 10 van a juicio y de ahí, solo uno llega a condena.  Es decir, la impunidad es de 99% y la cifra negra, aún mayor.

     

    Asimismo, las autoridades mexicanas indicaron que una de cada cuatro niñas y uno de cada seis niños han sufrido abuso sexual en el mundo, lo que en México equivaldría a cinco millones de menores, situación que se ha visto seriamente agravada a raíz de la pandemia originada por el COVID-19.

     

    Especialistas señalan que uno de cada cinco niños víctimas de abuso sexual se convierten en agresores al crecer; 40% de los agresores fueron violados en su infancia.

     

    El Código Penal Federal en sus artículos 261º y 262º, señala que las penas por abuso sexual a menores alcanzan un máximo de 13 años si no hay violencia, en caso de existir indicios de violencia la pena alcanza un máximo de 20 años en prisión.