Oaxaca de Juárez, Oax.- Mientras médicos y enfermeras del Hospital del ISSSTE continuaron este día con sus protestas por la falta de equipo e infraestructura para hacer frente a la pandemia por Covid 19, la  Sección 35 del Sindicato Nacional de Trabajadores del Sector Salud reiteró su rechazo al nombramiento de Jesús Alejandro Ramírez Figueroa, como nuevo director del Hospital Civil, dependiente de los Servicios de Salud de Oaxaca.

     

    Es de recordar que el viernes de la semana pasada, las autoridades oaxaqueñas nombraron a Ramírez Figueroa como nuevo encargado del hospital “Aurelio Valdivieso” en sustitución de Ernesto Garzón Sánchez, quien 15 días antes, junto con la base sindical, desmintió al gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, quien había afirmado que al interior de ese nosocomio se había registrado el robo de 20 equipos médicos desechables para combatir la pandemia provocada por el nuevo coronavirus.

     

    Luego de que consideraron que la remoción de Garzón Sánchez emanó de una represalia por haber contradicho la versión del titular del Poder Ejecutivo estatal, los trabajadores de base afirmaron que no trabajarían con el nuevo directivo.

     

    Ante ello, la Sección 35 del Sindicato de Salud hizo público este día una minuta de acuerdo firmada el pasado dos de mayo por los integrantes del Consejo Técnico del Hospital “Aurelio Valdivieso”, en la que se le otorga el respaldo total a Garzón Sánchez y se reitera el rechazo al nombramiento de Ramírez Figueroa, al considerar que en la actual situación de crisis y caos que impera en aquel nosocomio no puede haber modificaciones sustanciales en el organigrama.

     

    En el documento, el Consejo Técnico, integrad por todas las direcciones y jefaturas de áreas, afirma que Alejandro Ramírez desconoce de la operación y funcionamiento del hospital, además de que desconoce los avances obtenidos durante los últimos meses para mejorar la atención a la ciudadanía, pese a las carencias de insumos y medicamentos que afronta.

    Oaxaca de Juárez, Oax.- Integrantes del Senado de la República hicieron un llamado a la titular de la Secretaría de Economía del gobierno federal, para que incluya a la industria automotriz dentro del catálogo de actividades esenciales ante la emergencia sanitaria por COVID-19, declarada el pasado 30 de marzo.

     

    Lo anterior, luego de que el Gobierno Federal ordenó el cierre de varias industrias y comercios considerados como no esenciales para evitar la cadena de contagios, entre ellos, el sector automotriz, donde se estiman pérdidas de 110 mil millones de pesos de seguir bajo esas restricciones.

     

    En una proposición elaborada por la senadora Martha Cecilia Márquez Alvarado, se indicó que derivado de la pandemia, el Gobierno Federal ordenó el cierre de varias industrias y comercios considerados como no esenciales para evitar la cadena de contagios, entre ellos, el sector automotriz.

     

    Ante ello, agregó que miles de trabajadores fueron afectados económicamente, lo que a su vez, dijo, es un impacto negativo para el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) nacional, así como el desarrollo de las entidades federativas donde se asientas diversas empresas de ese ramo.

     

    Márquez Alvarado reiteró que ante las medidas tomadas por el Coronavirus, este sector económico registrará una perdida aproximada de 110 mil millones de pesos.

     

    Informó que el sector automotriz genera a nivel nacional un millón 900 mil empleos directos y aportó, en los últimos 17 años, aproximadamente 12 por ciento de inversión extranjera directa en el país.

     

    La senadora por el estado de Aguascalientes destacó que se tiene el registro que de cada 100 vehículos producidos en el mundo, al menos, 4.2 son ensamblados en nuestro país.

     

     

    Añadió que actualmente México tiene 20 complejos productivos de vehículos ligeros en doce entidades y se están construyendo nuevas plantas.

     

    Aunado a lo anterior, concluyó, 24 estados cuentan con empresas proveedoras y fabricantes de autopartes, al tiempo que a nivel nacional hay 2 mil 361 agencias distribuidoras de vehículos.

     

    El punto de acuerdo, se turnó al Grupo Plural de Trabajo para el Seguimiento a la Pandemia del Virus COVID-19.

    Oaxaca de Juárez, Oax.- Las dos víctimas mortales que contabiliza actualmente Oaxaca a causa de dengue se tratan de una niña de seis años oriunda de Juchitán de Zaragoza y de un joven de 22 años originario de San Antonio Nanahuatipam, confirmaron las autoridades estatales.

     

     

    A pesar de que ambos decesos fueron oficializados a penas la semana pasada por la Secretaría de Salud del gobierno federal, los Servicios de Salud de Oaxaca informaron este día que ambos decesos se registraron desde la primera semana de 2020, pero que debido a los protocolos de análisis las causas de ambas muertes fueron confirmadas tres meses después, durante la semana epidemiológica número 17.

     

    La dependencia indicó que la niña de seis años oriunda de jchitan de Zaragoza, fallció el cinco de febrero, al tiempo que el ciudadano de 22 años oriundo de San Antonio Nanahuatipam, en la región de la Cañada, murió el dos de enero.

     

    Es de mencionar que el joven de 22 años murió en un hospital del estado de Puebla.

     

    Este día, las autoridades federales reportaron que actualmente en Oaxaca existen otros seis perecimientos que están siendo analizados debido a que se presume que fueron provocados por dengue.

     

     

     

    Agregaron que en lo que va del 2020 se han notificado 80 defunciones por probable Dengue, las cuales 11 se han confirmado, 57 se encuentran en estudio y 12 se han descartado.

     

    Las defunciones confirmadas corresponden a los estados de Tabasco (4), Colima (2), Oaxaca (2), Nayarit (1), Veracruz (1) y Yucatán (1). Las defunciones en estudio corresponden a los estados de Guerrero (10), Veracruz (10), Chiapas (8), Oaxaca (6), Tabasco (5), Tamaulipas (5), Quintana Roo (3), Campeche (2), Morelos (2), Sonora (2), Guanajuato (1), Nayarit (1), San Luis Potosí (1) y Sinaloa (1), al tiempo que  las defunciones descartadas corresponden a Jalisco (5), Veracruz (4) y Tabasco (3)

    Oaxaca de Juárez, Oax.- Las regiones del Istmo de Tehuantepec y Valles Centrales se han consolidado como las zonas más peligrosas para las mujeres de la entidad,  al acumular ambas el 42 por ciento de los 424 crímenes de ciudadanas reportados entre diciembre de 2016 y abril de 2020, reveló un análisis elaborado por el Grupo de Estudio sobre la Mujer “Rosario Castellanos”.

     

    El documento indica que del primero de diciembre de 2016 hasta el 25 de abril de 2020, en la región del Istmo de Tehuantepec habían ocurrido un total de 91 asesinatos de mujeres, al tiempo que en Valles Centrales la cifra ascendía a 87 casos.

     

    Asimismo, la organización civil reportó que la tercera región con más homicidios de ciudadanas era la Costa, con un total de 69 casos, seguida por la Cuenca del Papapalopan, con 68 mujeres asesinadas en tres años con cinco meses. Estas dos últimas regiones mencionadas acumulaban el 32 por ciento de los asesinatos documentados por Ges Mujer, que se basó para ello en reportes hemerográficos.

     

    Este trabajo elaborado por el Centro de Documentación de Ges Mujer, refiriere que en la región de la Mixteca, durante los últimos tres años y cinco meses fueron ultimadas 51 mujeres, que representan al 12 por ciento de las víctimas de todo el estado, al tiempo que en la Sierra Sur fueron ejecutadas 30 ciudadanas, 17 en la Sierra Norte y 11 en la región de la Cañada.

     

    En el desglose por años, el recuento subraya que en diciembre de 2016, fueron asesinadas en Oaxaca nueve mujeres, durante todo el 2017 el número ascendió a 117, durante 2018 llegó a 123, durante 2019 a 134 y entre enero y el 15 de abril de 2020, el número había llegado a 41 víctimas.

     

    De las 41 mujeres que fueron asesinadas durante los primeros meses de este año, 31 fueron ultimadas con arma de fuego,  dos por estrangulamiento, dos fueron asesinadas a machetazos, mientras que el resto perecieron por golpes, degollación, apuñalamientos y maltrato y abuso sexual.

    Oaxaca de Juárez, Oax.- Los gobiernos estatales, al igual que el Gobierno federal, requieren diseñar planes de reactivación económica que sean suficientes y estén alineados a las necesidades que surgen de la emergencia sanitaria y no dar continuidad a sus proyectos previstos antes de la contingencia, ni de plantear acciones que se harán efectivas hasta el final de la pandemia, demandó el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

     

    Ante el impacto económico por el COVID-19, los gobiernos estatales han implementado planes de reactivación económica para ayudar a familias; sin embargo, el IMCO indicó que si bien estas acciones son necesarias, su éxito e impacto a lo largo del tiempo dependerá de los mecanismos y características con que los apoyos se hacen llegar a la población.

     

    Según un estudio elaborado por el Instituto Mexicano para la Competitividad entre las medidas más frecuentes anunciadas por los gobiernos locales están los créditos y apoyos fiscales para pymes, así como la entrega de despensas y transferencias directas para consumo de las familias, seguidas de apoyo a personas en desempleo.

     

    No obstante, el IMCO refirió que es necesario diseñar un plan de reactivación económica integral que contemple un amplio abanico de apoyos y que éstos no solamente se limiten a una sola actividad o acción.

     

    Para ello, los especialistas de la organización refirieron que es necesario identificar las necesidades más urgentes de la población según sus características sociodemográficas, vulnerabilidad ante la emergencia y la estructura económica local, además de diseñar las acciones para que la gente no tenga que salir a la calle por necesidades económicas.

     

    Asimismo, ampliar la capacidad de los apoyos ya existentes, coordinar el trabajo entre los Ejecutivos locales con sus congresos para agilizar el proceso de búsqueda de mecanismos de financiamiento y reasignación presupuestaria.

     

    También es imperativo transparentar el uso de los recursos, por medio de tener el control de los padrones de beneficiarios para evitar actos clientelares, malversación de recursos y actos de corrupción.

     

    Finalmente, el Instituto consideró que los gobiernos estatales deben enfocar sus inversiones en servicios de agua, saneamiento, acceso al sector salud y otros servicios públicos para reducir el riesgo de propagación del virus y el número de contagios.

    Oaxaca de Juárez, Oax.- Integrantes de la fracción de Morena en el Senado de la República propusieron efectuar un exhorto para que los gobiernos estatales y las Fiscalías y Procuradurías Generales de Justicia respectivas redoblen esfuerzos para garantizar la seguridad pública y pongan en marcha mecanismos para que la ciudadanía participe en el diseño de estrategias de prevención y combate de los delitos, a fin de abatir la inseguridad que afecta al país.

     

    En el punto de acuerdo, los legisladores precisaron que su llamado es que las autoridades estatales cumplan cabalmente con los fines de seguridad pública establecidos en el párrafo IX del artículo 21 Constitucional que, junto con la legislación reglamentaria, establece: salvaguardar la vida, las libertades, la integridad y el patrimonio de las personas, así como contribuir a la generación y preservación del orden público y la paz social.

     

    Asimismo, recordaron que el acceso a la procuración de justicia eficaz, efectiva y apegada a derecho, es un reclamo social apremiante, al ser un elemento indispensable para el pleno y libre desarrollo de la población de nuestro país.

     

    Se expuso que, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública 2019, elaborada por el Inegi, a nivel nacional, 67.2 por ciento de la población de 18 años y más considera a la inseguridad como el problema más importante que aqueja hoy en día.

     

    El documento mencionó que en 2017 y 2018 la cifra negra se mantuvo en 93.2 por ciento de los delitos cometidos, en los cuales no se presentó una averiguación previa. En 2018, del total de las averiguaciones previas iniciadas ante el Ministerio Público, en el 51.1 por ciento de los casos no ocurrió nada o no se continuó la investigación.

     

    Asimismo, señaló que las principales razones expresadas por las víctimas para no denunciar delitos son: una pérdida de tiempo con el 31.7 por ciento y desconfianza en la autoridad con el 17.4 por ciento.

     

    En la misma tesitura, el colectivo Fiscalía que Sirva aseguró que el 98 por ciento de los delitos denunciados quedan impunes, desde los más comunes hasta las más graves violaciones a los derechos humanos. También refiere que sólo se denuncian siete de cada 100 delitos que se comenten en el país, siendo la falta de confianza en las autoridades de seguridad y procuración de justicia una de las principales razones.

     

    Señaló que los datos expresados muestran que alrededor de las Fiscalías y Procuradurías estatales existe una percepción de impunidad y corrupción. En consecuencia, resulta indispensable fomentar una cultura de transparencia y rendición de cuentas para que haya certeza de la correcta actuación de dichas instituciones.

     

    La propuesta fue turnada de manera directa, para su trámite correspondiente, a la Comisión de Seguridad Pública.

    Oaxaca de Juárez, Oax.- Durante los primeros tres meses de 2020, la Fiscalía General del Estado de Oaxaca reportó la ocurrencia de seis feminicidios en las ocho regiones de la entidad, una cifra por debajo de los casos calificados como crímenes por razón de género por organizaciones de la sociedad civil, para las que el número rebasa los 30 únicamente en este año.

     

    Pese a ello, las autoridades ministeriales de la entidad reportaron a la Secretaría de Seguridad Pública que durante los meses de enero, febrero y marzo en esta entidad ocurrieron únicamente seis hechos que reúnen las características para ser tipificados como feminicidios o asesinatos cometidos en contra de las víctimas por la única razón de ser mujeres.

     

    La Fiscalía de Oaxaca indicó que dos crímenes se suscitaron en enero, dos en febrero y dos más en marzo y que los presuntos feminicidios fueron cometidos con arma de fuego en dos de los casos, con arma banca en dos casos más y con otro tipo de elemento en otros dos.

     

    Aunque las autoridades investigadoras reconocieron el registro de 32 asesinatos de mujeres durante el primer trimestre del 2020, el Ministerio Público notificó que 26 de esos hechos no reúnen las características para ser tipificados como feminicidios.

     

    De hecho, para la organización feminista Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad en Oaxaca han ocurrido un total de 423 asesinatos de mujeres, los cuales, según la agrupación, deben ser indagados como crímenes por razón de género.

     

    Es de resaltar que los 423 presuntos feminicidios a los que Consorcio Oaxaca hace referencia han ocurrido durante el sexenio del actual gobernador, Alejandro Murat Hinojosa.

    Oaxaca de Juárez, Oax.- La falta de lluvias en la entidad ha provocado que un total de 84 municipios oaxaqueños hayan escalado durante la última quincena de abril a condiciones de sequía moderada al tiempo que otras siete municipalidades continuaban sufriendo los estragos de sequía severa, reportó la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

     

    El número de municipalidades bajo condición de sequía moderada, sequía D1, pasó de nueve a 84; es decir, un aumento de más de 900 por ciento, mientras que el registro de poblaciones que actualmente sufren los estragos de sequía D2 o sequía severa se mantuvo sin cambios en comparación con el reporte anterior, emitido el 15 de abril.

     

    En un informe divulgado el cuatro de mayo, la Conagua abundó que las condiciones de sequía afectan principalmente a las regiones de la Costa y Sierra Sur, donde la falta de precipitaciones se ha mantenido por un espacio menor a seis meses, al tiempo que otra de la zona con daños, de hecho la zona con mayores daños, se encuentra al norte de la región del Istmo de Tehuantepec y en partes de las regiones de la Cuenca del Papaloapan y Sierra Norte, donde la falta de lluvia ha persistido por más de seis meses.

     

    Incluso, la dependencia indicó que los siete municipios que padecen de sequía severa se encuentran justamente en esa zona, los cuales son, como ya lo hemos informado, Asunción Ixtaltepec, El Barrio de la Soledad,  Matías Romero Avendaño, San Juan Guichicovi, San Miguel Chimalapa, Santa María Chimalapa y Santa María Petapa.

     

     

    Asimismo, Conagua informó que otros 235 municipios oaxaqueños, equivalentes al 38.7 por ciento de los ayuntamientos que existen en el estado, sufrían al cierre de abril de clima anormalmente seco, la instancia previa a la sequía moderada.

     

    El gobierno federal refirió que al 30 de abril, únicamente el 34.7 por ciento de los municipios de la entidad no sufrían ningún tipo de afectaciones por falta de lluvia. Especialistas esperan que las condiciones de sequedad disminuyan conforme se acerque la temporada de huracanes y ciclones, que comenzará el 15 de mayo.

    Oaxaca de Juárez, Oax.- Oaxaca se consolidó al cierre del mes de abril como una de las nueve entidades del país con mayores afectaciones ocasionadas por incendios forestales durante 2020, tanto por superficie afectada, donde se colocó en el séptimo lugar, como por número de deflagraciones suscitadas, donde ocupa la novena posición.

     

    La Comisión Nacional Forestal (Conafor) reportó que hasta el pasado 30 de abril, en Oaxaca habían sido documentados un total de 83 incendios, los cuales habían afectado una superficie de 6 mil 52 hectáreas.

     

    La dependencia precisó que 3 mil 184 hectáreas devastadas correspondían a superficie herbácea,  mil 437 a arbolado adulto, 414 a renuevo y mil 17 a superficie arbustiva.

     

    Los estados que, según la Conafor, contabilizan los mayores números de incendios forestales al cierre del primer cuatrimestre del año eran Estado de México, con 711; Ciudad de México, con 358; Michoacán, con 295; Puebla, con 228; Jalisco, con 160; Tlaxcala, con 142; Chiapas, con 133; Morelos, con 92; Oaxaca, con 83, y Guerrero, con 81.

     

    Mientras tanto, en lo que se refiere a las afectaciones sufridas por esos fenómenos, Puebla aparecía en primer lugar como la entidad con mayor territorio siniestrado, con un total de 10 mil 224 hectáreas dañadas; Guerrero se situaba en la segunda posición con 9 mil 917 hectáreas siniestradas; Quintana Roo aparecía enseguida con 8 mil 446; Campeche, con 8 mil seis; Chiapas, con 7 mil 164; Estado de México, con 7 mil 40; Oaxaca, con 6 mil 52; Michoacán, con 5 mil 603; Veracruz, con 3 mil 269, y Jalisco, con 2 mil 858.

    Oaxaca.- Las autoridades sanitarias del país reportaron las primeras dos muertes del año ocasionadas por dengue en Oaxaca.

     

    Ambos fallecimientos fueron contabilizados dentro del informe correspondiente a la semana epidemiológica número 17 del año, con corte al 27 de abril, precisó la Secretaría de Salud del gobierno federal.

     

    La instancia gubernamental agregó que, en la actualidad, otras cinco muertes de ciudadanos oriundos de esta entidad están siendo analizadas por laboratorio para confirmar o descartar que hayan sido provocadas también por picaduras del mosco aedes aegypti.

     

    Con los dos decesos confirmados por dengue, Oaxaca se encuentra como la segunda entidad del país con más víctimas mortales, únicamente superado por Tabasco, que al corte de la semana pasada registraba cuatro muertos.

     

    Por su parte, otras entidades como Veracruz, Yucatán y Nayarit aparecían cada una con un paciente extinto a consecuencia de esa enfermedad.

     

    Hasta el último reporte, en Oaxaca se habían documentado un total de 32 casos de dengue, de los cuales 13 se trataban de dengue no grave, 13 más de dengue con signo de alarma y seis de dengue grave, lo que arrojaba una tasa de incidencia de .78 casos por cada 100 mil habitantes.

     

    En un comparativo, a estas mismas alturas del año pasado, Oaxaca reportada 52 casos confirmados de dengue, pero ninguna víctima mortal.