Oaxaca de Juárez, Oax.- Hasta el pasado 16 de abril, en Oaxaca se habían registrado un total de 57 incendios forestales, que colocaron a la entidad en el décimo lugar nacional con el mayor número de siniestros, reportó el gobierno federal a través de la Comisión Nacional Forestal (Conafor).

     

    La dependencia indicó, en su último reporte, que las deflagraciones ocurridas en territorio estatal entre el primero de enero y el 16 de abril habían afectado 860 hectáreas de superficie herbácea, 295 hectáreas de arbolado adulto, 87 hectáreas de superficie arbórea de renuevo y 459 hectáreas de superficie arbustiva.

     

    En total, señaló el reporte, los incendios forestales ocurridos en Oaxaca habían destruido un total de mil 701 hectáreas de superficie, lo que también colocó a la entidad en el noveno lugar nacional.

     

    El reporte en referencia, incluyó el incendio registrado el 11 de abril en Santos Reyes Tepejillo, en Santiajo Juxtlahuaca, que dejó un saldo de nueve muertos y cientos de hectáreas devastadas, el siniestro más grave de lo que va de la temporada.

     

    Oaxaca de Juárez, Oax.- La organización civil Semáforo Delictivo reprobó a Oaxaca en seis de los 11 rubros en los que se basa para medir los niveles de inseguridad que predominan en todos los estados del país, al tiempo que  la organización colocó a la entidad con semáforo amarillo en otros dos rubros.

     

    De acuerdo con la agrupación, durante los meses de enero y febrero pasados el estado oaxaqueño quedó reprobado, al registrar mayores casos que su media histórica local, en los delitos de extorsión, robo a casa habitación, robo a negocio, lesiones, violación y violencia intrafamiliar.

     

    Mientras tanto, de acuerdo con Semáforo delictivo, Oaxaca se situó con semáforo amarillo, con indicadores de alerta,  en los delitos de narcomenudeo y robo de vehículos.

     

    Los indicadores de homicidio y secuestro obtuvieron luz verde, gracias a la disminución de asesinatos reportada durante febrero, pero sin contabilizar los registros de marzo y abril donde los indicadores han regresado a los estándares documentados en enero y durante 2019, periodos en los que se registraron en la entidad récords históricos de violencia.

    Oaxaca de Juárez, Oax.- La percepción de inseguridad en el municipio de Oaxaca de Juárez aumentó prácticamente cinco puntos porcentuales entre diciembre de 2019 y marzo de 2020, al pasar de 69.5 por ciento a 74.3 por ciento, reportó este jueves la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

     

    Según la medición, los niveles de percepción de inseguridad que prevalecen en Oaxaca de Juárez son similares a los de Nuevo Laredo Tamaulipas, que registró una percepción de inseguridad de 75.6 por ciento; Hermosillo, Sonora, donde se documentó una percepción de inseguridad de 74.2 por ciento y Tuxtla Gutiérrez, con 74.5 por ciento.

     

    De acuerdo con las estadísticas del Inegi, la población oaxaqueña percibe más inseguridad en su municipio que en urbes como la alcaldía Venustiano Carranza de la Ciudad de México, Milpa Alta, también en la Ciudad de México, además de Coyoacán, Cuauhtémoc y Miguel Hidalgo.

     

    Sobre el método de elaboración del reporte, el Instituto aclaró que fueron entrevistados ciudadanos de 18 años y más residentes en las ciudades de interés. Asimismo, indicó que la muestra excluyó la opción de respuesta “No sabe o no responde”.

     

    En cifras generales, es decir, el balance de respuestas en el ámbito nacional, 80.8 por ciento de la población siente inseguridad en los cajeros automáticos localizados en la vía pública, 73.5 por ciento en el transporte público, 67.4 por ciento en el banco y 64.7 por ciento en las calles que habitualmente usa.

     

    El 57.5 por ciento dijo sentirse inseguro, también, en los mercados; 56.9 por ciento en la carretera; 55.1 por ciento en parques o zonas recreativas, 42.4 por ciento en zonas comerciales, 41.4 en el automóvil y 38.6 por ciento en el trabajo.

    Oaxaca de Juárez, Oax.- Luego de que el gobierno federal decidió extender hasta el 30 de mayo la política de aislamiento social para impedir la propagación acelerada del Covid 19, la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca anunció la postergación del proceso electoral 2020, que llegaría a su fin el 13 de mayo entrante con la designación del nuevo rector de la institución.

     

    La Comisión Electoral determinó la víspera que los comicios se llevarán a cabo hasta finales del mes de septiembre, siempre y cuando las autoridades sanitarias de México determinen que existen las condiciones necesarias para levantar la fase de cuarentena, comenzada en marzo pasado.

     

    El órgano colegiado universitario aprobó dos acuerdos: en el primero, los integrantes de la Comisión avalaron, como medida extraordinaria, la suspensión de plazos relativos al proceso de elección de rector 2020-2024, hasta que se decrete superada esta emergencia sanitaria por causa de fuerza mayor.

     

    La Comisión Electoral indicó que tal acuerdo unánime implica la no realización o ejecución de actos que correspondan, según el calendario electoral y tendrá efectos hasta que la Comisión cuente con la información oficial de las autoridades correspondientes que permita someter a análisis del pleno, el levantamiento y la determinación de las actividades preparatorias a la Jornada Electoral.

     

     

    Asimismo, el pleno acordó aplazar la celebración de la Jornada Electoral del 13 de mayo de 2020, a efecto de que se lleve a cabo preferentemente a finales del mes de septiembre, periodo en que se estima que ya se encuentre superado el proceso de inscripción y reinscripción del nuevo semestre.

    De tal manera que una vez que las autoridades de salud determinen reanudar actividades y estas sean normalizadas en la Universidad, será hasta esos momentos en que se establezcan las fechas con precisión.

     Oaxaca de Juárez, Oax.- El 83.6 por ciento de los mexicanos considera que el actual gobierno federal debe iniciar foros y consultas ante la opinión pública para analizar reformas en busca de nuevas y mejores condiciones labores en México.

     

    Una encuesta del Centro de Estudios y de Opinión Pública del Congreso federal (CESOP) estableció que al 67.9 por ciento de la población le parece adecuado que la jornada laboral se contraiga de ocho a siete horas; sin embargo, para el  29.8 por ciento ello no es viable.

     

    Asimismo, de los ciudadanos que participaron en el estudio, 79.8 por ciento admitió que estaría a favor de que se redujeran los días de trabajo a cinco con dos días de descanso, siendo éstos los sábados y domingos, tal y como lo han propuesto diversos organismos de derechos humanos a nivel mundial.

     

    Pese a ello, 16.9 por ciento respondió que no le gustaría la reducción de días laborales a la semana y 3.3 no pudo o no quiso contestar.

     

    En una referencia general del trabajo y empleo en México, 60.1 por ciento de los encuestados consideró factible que las instancias federales, estatales y patronales puedan coincidir para modificar las condiciones actuales de los

    trabajadores y otorgarles más beneficios con menos horas de trabajo.

     

    Sin embargo, a pesar de los pronunciamientos anteriores, el 75.1 por ciento consideró que las ocho horas de trabajo al día reglamentarias actualmente son justas, al tiempo que para el 20 por ciento son injustas y 4.9 por ciento no sabe o no contestó.

     

    Oaxaca de Juárez, Oax.- La 64 Legislatura del Congreso de Oaxaca aprobaron en sesión ordinaria una reforma al Código Penal local para castigar hasta con seis años de prisión, a la persona que cometa algún delito contra médicos y enfermeras, ante la emergencia sanitaria por el COVID-19.  

     

    Lo anterior, como resultado del reporte de casos en la entidad, que le han hecho víctimas a médicos y enfermeras de actos discriminatorios y ataques contra su integridad, porque algunas personas por temor y desconocimiento creen que ellos son portadores del coronavirus y pueden propagar un contagio.

     

    La iniciativa, con proyecto de decreto, debido a la naturaleza del tema y por tratarse de un asunto relacionado con la protección de los Derechos Humanos de los habitantes del Estado de Oaxaca, fue solicitada y aprobada como de urgente y obvia resolución. Fue aprobada con 31 votos.

     

    En el capítulo cuarto sobre delitos cometidos contra servidores y funcionarios públicos, la reforma adiciona el Artículo 187 Bis para penalizar, con mayor energía “ cuando las conductas sean cometidas en contra de cualquier servidor público que pertenezca al Sistema Estatal de Salud, durante el periodo que comprenda la declaración de una emergencia sanitaria, la pena de prisión deberá aumentarse hasta en tres años más – de los tres años previstos en el 187- además de la que le corresponda por el delito cometido.

     

    Asimismo, la reforma al Artículo 412 Bis, instituye que: “Cuando la conducta sea cometida en contra de médicos, cirujanos, personal de enfermería y demás profesionales similares y auxiliares, del sector privado o público, durante el periodo que comprenda la declaración de una emergencia sanitaria, la pena de prisión incrementará en una mitad o de 225 a 450 días de trabajo a favor de la comunidad y hasta 400 días de multa”.

     

    Esta soberanía lamentó que existe riesgo de agresiones para quienes atienden la pandemia, situación que los orilla a extremar precauciones extras, cuando salen a la calle para ir o regresar de sus labores.

     

    Por tanto, hicieron un llamado a la ciudadanía en general a respetar la labor que realizan profesionales de la salud, quienes a pesar de las difíciles condiciones en que se desempeñan, así como los riesgos que corren ante la actual contingencia, día con día demuestran su compromiso con la sociedad y enaltecen su noble profesión para hacerle frente a esta pandemia.

     

    Oaxaca de Juárez, Oax.- El gobierno de Oaxaca solicitó la declaratoria de emergencia para nueve municipios de las regiones de la Mixteca, Cañada, Sierra Norte y Sierra Sur, que han resultado afectados por incendios forestales.

     

    Las autoridades indicaron que la ayuda requerida se distribuiría entre las localidades de Santos Reyes Tepejillo, Santiago Juxtlahuaca, San Juan Mixtepec,  San Miguel Tlacotepec, San Sebastián Tecomaxtlahuaca, San Lorenzo Texmelucan, San Juan Cotzocón, San Miguel Quetzaltepec y Santos Reyes Pápalo.

     

    Asimismo informó que dependencias del Gobierno Federal, Estatal y Municipal trabajan para sofocar los incendios forestales que afectan el territorio oaxaqueño.

     

    Uno de los incendios forestales en los que se mantenían los trabajos hasta este martes, es el registrado en los municipios de Santos Reyes Tepejillo, Santiago Juxtlahuaca, San Juan Mixtepec y San Miguel Tlacotepec, de la región Mixteca, donde nueve comuneros han perdido la vida.  

     

    En esta zona personal de la Comisión Estatal Forestal (Coesfo), de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Protección Civil y autoridades municipales, así como comuneros, mantienen los trabajos de combate al fuego, logrando que se haya controlado al 100 por ciento.

    También se mantienen los trabajos para controlar y liquidar los incendios forestales que se encuentran en la Villa de Tututepec, en el paraje del Parque Nacional Lagunas de Chacahua, y en Santa María Chimalapas, en el paraje Cabeza Río Milagro, donde trabajan brigadas de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) y Protección Civil municipal.

     

    El siniestro registrado en Acatlán de Pérez Figueroa en el Cerro de la comunidad La Josefina, es atendido por elementos de Protección Civil y autoridades municipales; y en San Felipe Usila una brigada de la Coesfo encabeza los trabajos que realizan comuneros y la policía municipal, para sofocar el incendio forestal en el paraje Puerta del Cielo.

     

    La Conafor por su parte encabeza las acciones de combate del incendio forestal ubicado en el paraje El Chorro, en el municipio de Santa Ana Cuauhtémoc, mientras que otras de sus brigadas mantienen controlado un incendio en Santos Reyes Pápalo.

    Oaxaca de Juárez, Oax.- Entre enero y febrero pasados, en Oaxaca se cometieron 490 robos a negocios y robos a casa habitación, de los cuales al menos 120 fueron cometidos con violencia, reportó el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

     

    Luego del asalto registrado este martes en las instalaciones de una caja popular  en la ciudad de Oaxaca y de la frustración de un robo domiciliario en Santa Lucía del Camino, el gobierno federal señaló que durante el primer bimestre del año, en las ocho regiones del estado fueron denunciados ante el Ministerio Público 264 robos a casa habitación.

     

    De los hurtos domiciliarios contabilizados, subrayó, 10 fueron cometidos con violencia y 254 sin el uso de ella.

    Mientras tanto, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública indicó que durante enero y febrero  en Oaxaca también se registraron 226 robos a negocios, de los cuales 106 fueron cometidos con violencia.

     

    Mientras tanto, otros 120 hurtos a negocios fueron cometidos sin el uso de la violencia.

    Estos ilícitos se suman a otros 361 asaltos cometidos en contra de transeúntes en la vía pública. De esos hechos, 213 fueron cometidos con violencia y 148 sin el uso de ella.

     

    A pesar de todas estas cifras, es de resaltar que de acuerdo con reportes de diversas organizaciones sociales, en México solamente es denunciado uno de cada 10 delitos que se cometen.

     

    Oaxaca de Juárez, Oax.- Ante la contingencia sanitaria provocada por el Covid 19, un cataclismo social y económico que ha sido previsualizado como el más grave desde la Segunda Guerra Mundial e incluso desde la Gran Depresión, el gobierno federal debe enfocarse en rescatar las finanzas de las clases obreras que registran la menor cantidad de ingresos e “inmediatamente después” a las micro y pequeñas empresas que sustentan la economía del país, consideró un análisis elaborado por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

     

    El IMCO reiteró que los primeros afectados por esta recesión económica serán las personas asalariadas de menores ingresos.

     

    Ante ello, refirió que los programas de apoyo emergentes deben estar dirigidos principalmente a la población económicamente activa en riesgo de perder su empleo o con disminuciones importantes de ingreso.

     

    El Instituto apuntó que una vez atendidos los trabajadores más vulnerables, inmediatamente después el gobierno debe impulsar a las empresas más pequeñas que los emplean.

     

    El IMCO refirió que el sector de pequeñas y medianas empresas depende de su flujo de efectivo diario para cumplir con sus obligaciones laborales, por lo que requieren de estímulos fiscales, impuestos diferidos y reducción de la carga tributaria para hacer frente a la falta de ingresos durante la contingencia, pues, de lo contrario, su continuidad en el mercado será altamente vulnerable.

     

    Ante esta situación, el organismo de la sociedad civil apuntó que las autoridades deben impulsar un programa de financiamiento a través bolsas alternativas de valores administradas por la banca de desarrollo con el objetivo de poder invertir en acciones de empresas medianas que den liquidez para operaciones.

     

    Esta medida debe ser acompañada de una reforma para facilitar la transición de empresas medianas a tipos de sociedades mercantiles con facultades para levantar capital en mercados bursátiles.

     

    Más allá de bajar la tasa de interés de referencia, el Banco de México debe tener facultades temporales otorgadas por el Poder Legislativo para comprar deuda pública y del sector privado no financiero. Ello requiere una reforma constitucional, y será necesario acotar este mecanismo a la emergencia para que no sea permanente. Así se podría complementar el financiamiento de una política federal de estímulos sociales y productivos en este año. 

     

    Sin embargo, todos esos planteamientos han sido ignorados por el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien ha reiterado que su plan de rescate consistirá en continuar con la edificación de sus tres proyectos estrella, seguir inyectando recursos a Pemex, entregar los apoyos para las clientelas de sus programas sociales, y contratar miles de policías, militares y personal médico.

     

    Oaxaca.- La Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) confirmó el asesinato de la profesora Marisol Agustina Rentería Loaeza y el de su pareja Reynaldo C. M. suscitado el fin de semana en la población de Río Grande, Villa de Tututepec, Oaxaca.

     

    A través de un desplegado firmado por integrantes de la zona escolar 052 del nivel de Educación Primaria General, del Sector Puerto Escondido, el magisterio exigió justicia por este doble crimen.

     

    El sindicato de maestros confirmó que el doble asesinato ocurrió cuando las víctimas transitaban en una motocicleta a la altura del kilómetro 84, a la altura del Rancho Los Limones en Río Grande, Oaxaca.

     

    Sobre el perfil profesional de Rentería Loaeza, la CNTE indicó que la mujer tenía aproximadamente 21 años de servicio y actualmente desempeñaba sus funciones docentes en la Escuela Primaria "21 de marzo" con clave 20DPR2797T del IEEPO, atendiendo al sexto grado.

     

    En más al respecto, el sindicato disidente recriminó que la inseguridad y el alto grado de violencia que se vive en las regiones de Oaxaca hayan provocado que la familia de su compañera de lucha vivan una tragedia en plena emergencia sanitaria.

     

    Ante ello, la Sección 22 exigió a la Fiscalía General del Estado de Oaxaca el esclarecimiento de los hechos y que el proceso no quede en la impunidad, archivado.

     

    Por su parte, la organización feminista Consorcio Oaxaca reportó que con el asesinato de la docente, el número de asesinatos de mujeres en la entidad llegó a 420 en lo que va de la actual administración del gobernador Alejandro Murat.

     

    La agrupación señaló que además del asesinato de la profesora, en Oaxaca, durante los últimos días, también se han contabilizado los asesinatos de dos niñas menores de siete años.