Heridos, niños LeBarón esperaron escondidos 10 horas por ayuda

    Escrito por: AGENCIAS Noviembre 06, 2019 0
    FOTO: AGENCIAS FOTO: AGENCIAS

    Los sicarios que emboscaron y ejecutaron en Bavispe, Sonora, a tres mujeres lactantes y seis niños –entre ellos dos bebés–  integrantes de la familia LeBarón, no hicieron caso a los gritos de terror ni a la súplica de las víctimas que pedían parar el ataque; por el contrario, hicieron más de 200 tiros con rifles de asalto AK47 y AR15. Además, a una mujer y sus cuatro hijos los incineraron dentro de una camioneta.

     

    Pese a la saña inexplicable de los ataques, los más violentos de que se tenga memoria en el país contra mujeres y niños, ocho infantes, aún con las heridas que sufrieron algunos, lograron salvar la vida. Varios esperaron hasta 10 horas para ser encontrados y llevados a un hospital de Phoenix, Arizona, en EU.

     

    “Entre los detalles que compartió una de las niñas mientras era atendida, es que su madre (Dawna Langford) dijo a los criminales que eran mujeres y niños, que no dispararan,  pero la acribillaron junto con dos de sus hijos”, contaron familiares a El Financiero.

     

    Christina Langford, quien viajaba con su bebé en una camioneta Suburban, cerca de otra unidad donde iba su hermana Dawna, alcanzó a bajar del auto, levantó las manos para mostrar a sus atacantes que no estaba armada, pero recibió varios impactos, narró Julián LeBarón.

     

    “Yo encontré a mi prima Christina junto a su camioneta, estaba boca abajo, estaba asesinada, y su hija, una niña de pecho, milagrosamente, alcanzó a sobrevivir”, precisó.

     

    A 18 kilómetros de distancia, otro grupo atacó a María Rhonita LeBarón y sus cuatro hijos, dos gemelas de seis meses y dos niños de ocho y 10 años, antes de incendiar la camioneta Suburban con las víctimas en su interior, y los atacantes robaron a la familia. “Fue algo brutal, más de 200 tiros hicieron”, dijo Adrián LeBarón, papá de Rhonita.

     

    Hasta el momento hay una persona detenida por los hechos y, según la familia de las víctimas, no se sabe el motivo del atentado, pero exigieron una investigación y castigo.

     

    En entrevista telefónica, Alex LeBarón narró que aún faltan muchos detalles por saber, los cuales no han sido compartidos por los menores sobrevivientes del ataque, pues están “completamente traumatizados”.

     

    Detalló que los menores, además de sufrir la agresión y resultar heridos, estuvieron deambulando hasta 10 horas, unos estuvieron al lado del camino, escondidos, frente al cuerpo de su madre y hermanos asesinados, una niña caminó más de 12 kilómetros con el pie herido.

     

    Los LeBarón explicaron que todo inició a las 9:30 horas, aproximadamente, cuando tres camionetas Suburban salieron de la comunidad de La Mora en Bavispe, Sonora, y se dirigían a la comunidad de Galeana, Chihuahua, donde este fin de semana se realizaría una boda para la comunidad, confirmó Adrián.

     

    Explicó que a unos kilómetros de La Mora, a la camioneta Suburban donde viajaba su hija María Rhonita LeBarón y sus cuatro hijos se le ponchó una llanta, por lo que tuvo que regresar al pueblo y media hora después retomó el camino.

     

    “Minutos más tarde, la población ve llamas y humo, escuchan detonaciones, empiezan a rastrear y es cuando ven el vehículo de Rhonita ardiendo”, dijo Alex.

     

    Al no ver las otras unidades, empieza su búsqueda y horas después son localizadas, “estaban baleados, el primer vehículo con una madre asesinada y su bebé con vida, y el segundo con la madre y dos niños también muertos”.

     

    El resto de los niños no estaba, por lo que se hizo una búsqueda y los hallaron en distintos puntos, con heridas de bala en pies, abdomen, brazos y en el rostro.

     

    “La comunidad está de luto, mañana (hoy) serán los servicios funerarios”, concluyó Adrián.

     

    © 2019 www.encuentroradiotv.com