Fiscalía de Chihuahua acumula averiguaciones contra César Duarte

    La Fiscalía de Chihuahua tiene en proceso al menos 40 carpetas de investigación de las cuales podrían derivar varias órdenes de aprehensión dirigidas a cómplices de César Duarte, exgobernador de Chihuahua, quien se encuentra detenido en Estados Unidos y tiene abierto un proceso de extradición en su contra.

    El fiscal César Augusto Peniche dio a conocer que tras la captura del exmandatario en la ciudad de Miami, Florida, el pasado 8 de julio, ha surgido más información y datos sobre la red de corrupción que habría tejido durante su mandato.

    Indicó que a raíz de la detención, se ha recibido información de gente que se ha aportado más datos sobre actos de corrupción, de los que resultarán aún más procesos contra personas que ya se encuentran detenidas y otras que aún permanecen en libertad.

    Actualmente, el exmandatario estatal tiene en su contra al menos 20 órdenes de aprehensión en el Estado de Chihuahua, vinculadas con delitos como enriquecimiento ilícito y peculado agravado, entre otros, y tiene pendiente una más por el fuero federal, relacionada con delitos electorales.

    Peniche indicó que entre las personas que se han acercado para denunciar actos delictivos de Duarte y su círculo de exfuncionarios y familiares se encuentran personas que se encuentran detenidas, que han querido negociar con la autoridad para reducir los tiempos del proceso penal que se les sigue o incluso la suspensión provisional de actos que se puedan ejercer en su contra.

    Estos criterios, explicó, tendrán que ver con la calidad de la información que ofrezcan en su testimonio.

    Existen otros que no tuvieron participación en alguno de los delitos que se imputan a Duarte, que prefieren hacer declaraciones con su identidad bajo reserva para protegerse.

    El funcionario agregó que pese al avance de las investigaciones, mucha de la información que se recopila no está dentro del alcance de la Fiscalía, como puede ser la relacionada con los movimientos de dinero que generan nuevos depósitos o transferencias o con la información fiscal y patrimonial.

    Dijo que aunque lo ideal sería tener concluidas todas las carpetas de investigación y solicitar a jueces las órdenes de aprehensión, pero las tareas demandan la labor de otras áreas y no se acelerará el trabajo en detrimento de la calidad de la información de dichas carpetas.

    “Debemos ser responsables, no generar tiempos de manera irresponsable, por el contrario, debemos trabajar de forma completa para que lo que llevemos a los tribunales sea con datos de prueba suficientes”, expuso el fiscal.

    Indicó que estas acciones son independientes del proceso de extradición que se lleva en Estados Unidos, donde los abogados del acusado han buscado retrasar el caso por el mayor tiempo posible.

    Consideró que tres meses sería un término optimista para que se dé la extradición, aunque se han visto procesos de hasta diez meses, pues no existe una regla en la materia que determine los tiempos.

    “Nosotros vamos a facilitar cualquier información que nos soliciten y estaremos al pendiente de este proceso, que nos interesa a todos en el estado de Chihuahua”, finalizó.