Agosto 22, 2019

Jitomate mexicano en peligro; toman medidas en todo el país

FOTO: AGENCIAS FOTO: AGENCIAS

Con el fin de combatir el virus rugoso del tomate en el país, el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) puso en marcha acciones para disminuir las posibilidades de dispersión de este virus.

 

El organismo de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) realizó cuatro eventos de capacitación en los que participaron técnicos y productores de fruto y semillas de material propagativo tanto para consumo nacional como para exportación, en los estados de Baja California, Guanajuato, Sonora y Estado de México. Próximamente se trabajará con este fin en Sinaloa y Querétaro.

 

El Senasica ha capacitado a más de mil técnicos y productores con la finalidad de ofrecerles herramientas suficientes para prevenir el virus rugoso del tomate o, en su caso, detectarlo oportunamente y notificarlo a su Comité Estatal de Sanidad Vegetal (CESV) o al Senasica a través del correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., o al teléfono lada sin costo 01 800 987 98 79.

 

Paralelamente, el Senasica estableció medidas fitosanitarias, como la restricción a la importación de semillas con fines experimentales y de investigación, además de la modificación de 233 clases de combinaciones y requisitos para la importación de semillas, plantas, plántulas y esquejes de jitomate, chile y berenjena.

 

tubos de ensayo para las pruebas

 

Fortaleció también la regulación de establecimientos de producción de material propagativo con injerto o microinjerto y difunde información sobre la plaga entre los técnicos y productores del país, a través de los CESV.

 

El virus rugoso del tomate es un fitopatógeno importante que ataca los cultivos hortícolas y ornamentales en todo el mundo. En México está presente en 20 estados y afecta principalmente a los cultivos de jitomate y chile en campo e invernaderos.

 

Esta plaga se caracteriza por el desarrollo de un moteado ligero a severo de las hojas, con una ocasional apariencia estrecha. Los frutos presentan síntomas marcados de rugosidad, coloración marrón y manchas de color amarillo.

 

El virus rugoso del tomate es un tobamovirus que se transmite mecánicamente a través de las manos de los trabajadores, ropa, herramientas, y estructura de invernadero, así como máquinas de trabajo, como el tractor en campo abierto. Este tipo de virus es capaz de permanecer infectivo en las semillas, restos de plantas y suelo contaminado, durante meses y hasta años.

© 2018 www.encuentroradiotv.com