Julio 16, 2019

Gobierno dice que enfrentamiento con migrantes fue desafortunado y pide respetar leyes

FOTO: AGENCIAS FOTO: AGENCIAS

Sobre el enfrentamiento entre migrantes y la policía federal ocurrido el lunes en una comunidad de Chiapas, Tonatiuh Guillén, comisionado del Instituto Nacional de Migración (INM), dijo que fue un enfrentamiento desafortunado.

"Subrayo que no hay nadie lastimado, nadie que haya sido sujeto de un asunto físico que lamentar. El instituto es un organismo de servicio público que no tiene el menor armamento, por eso en ocasiones pedimos el apoyo de la policía federal", explicó en conferencia de prensa este martes.

El lunes se registró un incidente entre migrantes centroamericanos que buscan llegar a Estados Unidos y autoridades mexicanas. De acuerdo con el INM, 367 migrantes fueron llevados a un centro de detención al sur de Chiapas. También informó que había rescatado a estos migrantes, entre ellos un gran número de menores, porque después de una revisión migratoria "iniciaron una agresión al personal del INM. Por esta razón se solicitó el apoyo de la policía federal".

De acuerdo con Guillén, lo ocurrido fue parte de un operativo de control migratorio que ocurre de manera constante en el organismo. Detalló que a las personas se les ofreció atención para asistir a un albergue y la posibilidad de regularizar su estancia en México.

"No era una operación a gran escala, pero sí hubo un grupo, no todos, un grupo de personas que caminaban en Pijijiapan, que agredieron. Hubo piedras", afirmó, y lamentó sobre todo la presencia de niños en el lugar.

"Sí reconozco que en el caso de los niños fue particularmente difícil, pero reitero que ese escenario no es una construcción nuestra, es derivada de una situación crítica, en especial de Honduras, y de una situación que México trata de resolver de la mejor manera", dijo.

Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación, pidió a los migrantes que contribuyan con dos conductas elementales: el respeto a las leyes y autoridades mexicanas y aceptar su registro de ingreso al país. Esto último con el fin de la defensa de sus derechos.

Por otra parte, Alejandro encinas, subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores, aseguró que la encomienda del presidente Andrés Manuel López Obrador sobre la política migratoria es la migración ordenada y regulada, así como el reconocimiento de que los migrantes son sujetos plenos de derecho en el momento en el que llegan al país.

Al ser cuestionados sobre si ocurría la separación de menores migrantes de sus familias, Encinas aseveró que esto no ocurre y que esto es un principio fundamental de la política migratoria mexicana.

Sobre las tarjetas de visitante que da el gobierno mexicano a migrantes, Guillén dijo que estas seguirán siendo otorgadas, pero los procedimientos son selectivos. Agregó que la administración actual se encuentra realizando esfuerzos para que estas tarjetas puedan ser tramitadas en los países de origen.

La titular de Segob abundó que desde diciembre del año pasado se registró un comportamiento inédito en el flujo migratorio centroamericano, sobre todo provenientes de Honduras, y en menor medida en Guatemala y El Salvador.

El Gobierno estimó que en los primeros tres meses del año cruzaron el territorio unos 300 mil migrantes con la intención de entrar a Estados Unidos y que una tercera parte de ellos son menores de edad.

En la conferencia, autoridades explicaron que han visto un incremento en el número de cubanos que buscan llegar a Estados Unidos.

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, informó que viajará el 7 de mayo a Washington para hablar sobre migración y cómo mejorar la relación bilateral con autoridades del gobierno del presidente Donald Trump.

Con información de Reuters.

© 2018 www.encuentroradiotv.com