Expertos sugieren reducir tamaño de refinería Dos Bocas

    FOTO: AGENCIAS FOTO: AGENCIAS

     

    La capacidad de procesamiento de la refinería de Dos Bocas, en Tabasco, debe ser reconsiderada por el gobierno federal, advirtieron analistas, pues un proyecto con una capacidad de entre 75 mil y 100 mil barriles diarios de crudo podría ser financieramente más viable, con un menor costo y podría cumplir con la meta de construcción de tres años establecida por el jefe del Ejecutivo, coincidieron fuentes entrevistadas.

     

    El proyecto actual, cuya construcción será supervisada por Pemex y la Secretaría de Energía, contempla la refinación de unos 340 mil barriles al día.

     

    Un estudio realizado por Ramses Pech, especialista del sector, señala que una refinería de capacidad inferior a la proyectada por la administración de AMLO podría tener un costo aproximado de 3 mil millones de dólares, sin contar la logística y servicios de periferia. El presupuesto anunciado por la administración para la obra en Tabasco es de 8 mil millones de dólares.

     

    “Para poder ajustarlo a las referencias (tiempo de construcción y presupuesto) tienes que bajar la capacidad”, dijo Luis Miguel Labardini, socio del despacho Marcos y Asociados. “Tienes que cambiarle la escala si tus variables más importantes son que no te pases de 8 mil (millones de dólares) y de tres años”.

     

    Reducir la capacidad de Dos Bocas, explicaron, también daría la oportunidad a Pemex de invertir en proyectos más rentables, como producción y exploración, que permitirían incrementar la capacidad de producción del gobierno y producir flujo de efectivo para aliviar sus pasivos.

     

    Difícil en 36 meses

    El gobierno federal se planteó la meta de construir el proyecto de Dos Bocas en 36 meses, pero analistas consultados por El Financiero consideraron que la meta es prácticamente imposible de cumplir.

     

    La refinería puede alcanzar una rentabilidad de 7 por ciento, mientras que las actividades de exploración y producción pueden tener tasas de 35 por ciento, explicó Labardini.

     

    Con un proyecto más pequeño “hay menor riesgo de que se incurra en sobrecostos y se alarguen los plazos. (Con el tamaño de refinería actual) el riesgo al financiamiento público es más grande debido al tamaño”, considero Arturo Carranza, especialista del sector.

     

    Según el estudio realizado por Pech, una refinería de 340 mil barriles se concluiría en 2025, un año después de que el actual gobierno concluya su mandato, pero se corre el riesgo que la petrolera tenga que ir al mercado de deuda para financiar el proyecto.

    © 2019 www.encuentroradiotv.com