Agosto 19, 2019

Oaxaca, Oaxaca.- Luego de que se diera fin a los incendios forestales, también se dio fin a los contratos de 14 empleados en la Comisión Nacional Forestal (Conafor).

 

De acuerdo a los afectados, señalan que desde el pasado lunes fueron despedidos por la dependencia ya que no contaban con una renovación de contrato y de la misma forma debido al recorte presupuestal ya no se cuenta con el recurso para las contrataciones.

 

Indicaron que buscan la forma de ser recontratados o que se les brinde una liquidación como corresponde.

 

Es de señalar que a la par se reportaron despidos masivos de la Conafor en distintas entidades del país, como Baja California Sur, en donde diez personas de confianza fueron cesadas de manera abrupta.

Oaxaca.- Brigadistas de la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR)  iniciaron una protesta en las oficinas delegacionales en la ciudad de Oaxaca en exigencia del cumplimiento en el pago por concepto de tiempo extraordinario por laborar en el combate de los incendios forestales.

 

Miguel David Velasco presidente del comité de vigilancia del sindicato de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat)  exigió el pago para 60 trabajadores a los cuales no se las ha pagado desde la segunda quincena del mes de marzo por concepto de tiempo extraordinario, que es el tiempo adicional que brindan por combatir los incendios.

 

 Otra de sus demandas de los brigadistas es la regularización de pagos, mantenimiento al parque vehicular, así como servicios en los campamentos, ya que constantemente carecen del servicio de energía eléctrica.

 

Calificaron de ineptitud al gerente estatal de la Conafor en Oaxaca, Óscar Mejía Gómez, al no saber atender las necesidades en el estado.

La Comisión Nacional Forestal (Conafor) se pronunció a favor de la creación de leyes que fomenten el cuidado del medio ambiente y la promoción de recursos legales por medio de los cuales las autoridades sean obligadas a cumplir con su responsabilidad de preservar el entorno ecológico de Oaxaca.

 

Después de que el Congreso del Estado promovió reformas a la Ley para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos Sólidos, a fin de prohibir el uso de bolsas y recipientes de plástico y unicel y de que una organización social ganó  un amparo para obligar a los gobiernos municipal, estatal y federal a sanear los ríos Salado y Atoyac, el suplente legal de la Conafor, Óscar Mejía Gómez, indicó que la dependencia se sumará “a toda acción que venga a dirigir o proteger el medio ambiente”.

 

Consultado al respecto, Mejía refirió que la entidad se encuentra en el momento justo para “darle un reversazo al gran problema que tenemos”, al referirse a la contaminación de ríos y zonas ecológicas.

 

Luego, indicó que la devastación registrada este año debido a los incendios forestales se agudizó debido al cambio climático, que ha provocado años consecutivos de sequía en Oaxaca, que han hecho que el territorio estatal sea más vulnerable ante las deflagraciones.

 

“La contaminación de ríos es muy problemática, pero también es muy problemática la pérdida de cobertura forestal, la perturbación, la degradación de los bosques y selvas que tenemos por muchos factores: tala ilegal, incendios forestales, cambio de uso de suelo, el derribar selvas para sembrar maíz, así como conflictos agrarios, sociales y políticos que no nos permiten ingresar a hacer acciones ni de combate de incendios ni de control de plagas”, comentó.

 

El funcionario refirió que, además de las deflagraciones, las plagas son otra gran contingencia que padece Oaxaca y cuyos estragos serán más visibles una vez que termine la temporada de incendios forestales.

 

“Tenemos algunos agentes nuevos, como un picudo barbudo en la región de la Cañada, que ya se identificó y que ya se tiene el control; se está haciendo el plan para eso… son efectos de cambio climático los que tenemos y donde nosotros lo vemos como sociedad es en los incendios. Este año fue crítico, pero también cuando acaben los incendios vamos a ver los problemas de plagas”, reiteró.

 

El viernes pasado, la Cámara Nacional de la Industria Maderera delegación Oaxaca acusó a Conafor de ser una de las principales responsables de los daños ocasionados durante la actual época de incendios forestales, debido al nulo trabajo de prevención realizado tanto por esa instancia como por la  Comisión Estatal Forestal.

 

El organismo empresarial sostuvo que ni Conafor ni la Coesfo han puesto interés en capacitar a las comunidades acerca de la normativa que deben seguir los agricultores al momento de llevar a cabo la roza, tumba y quema, actividad que es considerada como la principal causa de las contingencias.

Oaxaca.- La negligencia tanto del gobierno estatal como federal, que se han negado a combatir con seriedad y eficacia las causas que originan los incendios forestales, es la principal responsable de las devastaciones que año tras año se registran en bosques y selvas de Oaxaca, acusó este jueves el presidente de la delegación estatal de la Cámara Nacional de la Industria Maderera, José Ramos Sarabia.

 

 

El dirigente afirmó que ni la Comisión Nacional Forestal (Conafor) ni la Comisión Estatal Forestal (Coesfo) y demás “dependencias afines a este sector”, como Protección Civil o la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), se han preocupado por visitar las poblaciones y llevar a cabo programas de prevención y capacitación a fin de que los comuneros cumplan con la normativa al momento de llevar a cabo la roza, tumba y quema en sus tierras, práctica realizada por los agricultores que es catalogada como la principal responsable de las deflagraciones.

 

La falta de prevención se suma, en el ámbito estatal, al escaso personal con que cuenta la Coesfo, su mala capacitación y las precarias situaciones laborales en las que subsisten los empleados, lo que redunda en que la entidad carezca de una forma eficaz para combatir los incendios, que en este 2019 habían arrasado, hasta la semana pasada, con más de 35 mil hectáreas de selvas, bosques y pastizales.

 

“Sobre todo en el gobierno estatal, es una falta de interés la que se tiene para el sector forestal… tienen dos o tres brigadas nada más y, luego, uno o dos vehiculos, ¿cómo van a poder combatir?”, cuestionó el dirigente en entrevista.

 

--¿Simplemente se dedican  a intentar tapar el pozo, sin ningún trabajo preventivo?

 

--No prevén, por eso toda esta cadena (de destrucción) que vemos y que nos está absorbiendo y que es una situación perjudicial para el medio ambiente. Esto (los incendios) los hacen, en mayor cantidad, la gente que tiene necesidad de la famosa roza, tumba y quema. No tienen orden.

 

>Como no tienen una capacitación, como no tienen un esquema de prevención hacia esas personas, que son las mismas que año con año (provocan incendios), aunado a los problemas de sueldo, capacitación y un buen transporte a los brigadistas, ¿cómo vamos a combatir los incendios?

 

Ante ello, Ramos pidió a las autoridades que a partir de 2019, año que se perfila como el más devastador de los últimos 20 años por el número de hectáreas siniestradas por los incendios, “exista un interés en la coordinación de todos los protagonistas que de una u otra forma coinciden con el sector forestal”.

 

Y agregó: “Que realmente sea una situación seria, que realmente los que están al frente de cada dependencia  tengan el perfil idóneo para ocupar esos puestos, porque hay ocasiones que quienes están en esos puestos no saben ni qué onda (sic) con el recurso forestal”.

 

 

Tras la devastación ocasionada en diversos puntos de la entidad a causa de los incendios forestales ocurridos en lo que va del año, representantes del partido Morena en el Congreso de Oaxaca presentaron este miércoles una proposición con punto de acuerdo en la que exigen a la Comisión Nacional Forestal (Conafor) la implementación de un programa de emergencia de reforestación en 11 municipios de la región de la Costa.

 

El documento, firmado por Inés Leal, plantea, además, solicitar a la dependencia federal  acciones permanentes con el objetivo de contrarrestar los daños provocados por las deflagraciones en San Pedro Mixtepec, Villa de Tututepec, Tataltepec de Valdés, Santiago Tetepec, San Juan Lachao, San Miguel Panixtlahuaca, Santiago Yaitepec, Santa María Temaxcaltepec, San Juan Quiaije, Santos Reyes Nopala y Santa Catarina Juquila.

 

En la exposición de motivos, Leal argumentó que la pérdida de distintas especies forestales ponen en riesgo la fauna y los recursos naturales de los municipios afectados, cuyas economías regionales están colapsadas debido a las contingencias registradas este año.

 

“Los procesos de reforestación están limitados por programas que no cubren la totalidad de las zonas afectadas. Por lo general, estos procesos de reforestación no cumplen con las necesidades de la zona afectada, ya que no siempre se siembran especies originarias, lo que provoca un desequilibrio de la flora y la fauna por tratarse de acciones forestales ajenas a la región”, acusó.

 

Asimismo, el proyecto solicita que las  medidas sean implementadas antes de que se intensifique la temporada de lluvia, pues “de esa manera se logrará aprovechar el riego natural de las especies en las zonas reforestadas”.

 

Por su parte, la Conafor reportó que, hasta la tarde de ayer, tenía el registro de 15 incendios activos, distribuidos en los municipios de San Juan Mazatlán, Santiago Camotlán, San Bartolomé Ayautla, Yutanduchi de Guerrero, Tataltepec de Valdés, San Juan Lalana, San Juan Guichicovi, Santiago Choápam, La Reforma, Totontepec Villa de Morelos, San Felipe Usila, Santa María Chilchotla, Chiquihuitlán de Benito Juárez, San Pedro Teutila y San Juan Comaltepec.

Página 1 de 5
© 2018 www.encuentroradiotv.com