Impide alcaldesa de Silacayoapam trabajo de transportistas

    FOTO: AGENCIAS FOTO: AGENCIAS

    Oaxaca de Juárez, oax.- Bajo el argumento de la emergencia sanitaria que vive la entidad oaxaqueña, la presidenta municipal de Silacayoapam, Carmen Silva López obstaculiza el trabajo de un grupo de transportistas que laboran en la zona, al negarles los permisos para realizar corridas en Juxtlahuaca y Huajuapan de León.

     

    Los transportistas originarios de Silacayoapam, aseguraron que estas acciones de la alcaldesa obedecen a acuerdos internos que ha sostenido con la línea “Tierra del Sol”, para que sean ellos quienes entren a cubrir la ruta, haciendo a un lado el interés colectivo de la ciudadanía.

     

    “En medio de la pandemia del coronavirus, donde la falta de recursos ha afectado los bolsillos de todos los ciudadanos, el servicio de un viaje en  taxis de Silacayoapam  a la ciudad de Huajuapan llega a costar hasta mil pesos, mientras que  un viaje a  Santiago Juxtlahuaca, oscila en 700 pesos, situación que deja a cualquiera sin poder llegar a estos puntos de la región”, manifestaron

     

    Por tal razón, los ciudadanos piden que sean sus propios paisanos quienes realicen las corridas a estas zonas y no otras empresas que aseguran, sólo buscan aprovecharse y hacer su “agosto” con las necesidades de las y los habitantes de esta comunidad.

     

    “Nosotros como transportistas de Silcayoapam queremos  contar con dos corridas diarias, y el costo por persona sería de ochenta pesos y el pueblo está de acuerdo”, indicaron.

     

    Sin embargo, lamentaron el actuar de la presidenta municipal de Silacayoapam  Carmen Silva López, quien en un inicio expusieron, se mostró a favor de esta iniciativa y ahora ha condicionado el funcionamiento, con la excusa de la pandemia y aglomeración de personas.

     

    Denunciaron que en esta contingencia la presidenta municipal no ha tenido un plan de trabajo, ya que mientras a unos les prohíbe trabajar, la empresa constructora de su esposo continúa laborando sin las medidas sanitarias, lo que contradice su dicho y hecho.