Agosto 23, 2019

Oaxaca de Juárez, Oax.- Ni los gobiernos estatal ni municipal han presentado avances sobre la posible recuperación del albergue para mujeres víctimas de violencia que permanece en posesión de la organización civil Siete Regiones, que lidera el exdiputado federal Hugo Jarquín, lamentó el Grupo de Estudios Sobre la Mujer (GES-Mujer).

 

Ante ello, tres semanas después de que el Poder Judicial emitió un amparo por medio del cual obliga al gobierno federal a emitir una nueva alerta de género para Oaxaca, el municipio capitalino continúa sin contar sin una institución para dar protección a las víctimas de ese delito.

Oaxaca de Juárez, Oax.- Autoridades del Ayuntamiento de Oaxaca de Juárez comenzaron un proceso judicial en contra del líder de comerciantes y político de Morena, Hugo Jarquín, ante su negativa de regresar la administración del albergue para mujeres víctimas de violencia que le fue entregada en comodato por el pasado gobierno municipal, del priista José Antonio Hernández Fraguas, y cuyo contrato feneció el 31 de diciembre de 2018.

 

Dos meses y medio después de la conclusión del convenio, otorgado a la agrupación denominada Ocho Regiones, encabezada por Hugo Jarquín, no han sido atendidos los requerimientos del Ayuntamiento e incluso la organización se ha negado a permitir el acceso al inmueble al personal del Instituto Municipal de la Mujer (IMM), reveló la activista Jimena Avellaneda Díaz, ex presidenta del Grupo de Estudios sobre la Mujer “Rosario Castellanos” (GESMujer).

 

La activista sostuvo que el futuro que le depara a aquel espacio es incierto, pues Jarquín también ha recurrido a instancias jurídicas para mantener el control del inmueble, puesto en marcha en 2006.

 

“El comodato se acabó el último de diciembre y hasta la fecha no ha habido manera de que esa persona (Hugo Jarquín) regresa el albergue”, acusó, en entrevista.

 

Avellaneda abundó que las organizaciones feministas desconocen qué tipo de actividades se llevan a cabo en el inmueble que le fue entregado al ex líder perredista, pues no existe “ninguna organización seria” que remita a alguna víctima a ese lugar.

 

“No hay informes y no se sabe cómo están atendiendo, si es que atienden a mujeres”, añadió.

 

La defensora de derechos humanos condenó que Hugo Jarquín pretenda adueñarse de aquel espacio, cuando éste fue construido con recursos públicos federales.

 

“Urge recuperar ese espacio, rehabilitarlo y que esté al servicio de la población y de las mujeres que lo ameriten”, indicó.

 

--¿Qué están esperando las autoridades para poder llevar a cabo alguna acción y que se recupere aquel espacio?

 

--Hay una acción judicial según entiendo. Nosotros somos parte del consejo que está trabajando (en el seguimiento) de la alerta de género porque Oaxaca (capital) en particular tiene declarada Alerta de Género...

 

>Invariablemente, en las reuniones preguntamos cómo va ese asunto y es lo que sabemos, que está la acción judicial porque estas organizaciones se están defendiendo, son expertos en esas cosas; se están defendiendo porque no quieren dejar un espacio donde no sé qué privilegios y negocios habrá.

 

Reiteró que desde que desde que Hernández Fraguas entregó a Hugo Jarquín en comodato el albergue, en 2017, nadie ha podido entrar a ese lugar.

 

“La administración pasada, la directora del IMM dice: ‘Yo intente entrar’, y ahí hubo todo un problema con la policía y, además, ni siquiera ellos pudieron entrar. Nadie sabe qué hay ahí adentro.

 

“Yo no entiendo ni siquiera por qué no habiendo un comodato firmado no se ha podido recuperar”.

 

Pese a Alerta, no hay albergues

 Luego, la activista lamentó que a pesar de que Oaxaca capital es uno de los municipios en los que fue declarado la Alerta de Género, el pasado 31 de agosto, es el momento que no cuenta con un espacio adecuado para atender médica, sicológica y jurídicamente a las ciudadanas que son víctimas de ese fenómeno.

 

El único albergue con que contaba el Ayuntamiento capitalino, subrayó, es el que hoy controla Hugo Jarquín y cuyas actividades son desconocidas.

 

“Parece ser, así lo anunció la secretaria de la Mujer, que se va a abrir, que se va a implementar un albergue llamado de medio camino para periodos más cortos, para, por lo menos, poder darle el recibimiento a una mujer. “Parece ser que, así de emergencia, se va a abrir, no sé cuándo, pero es como una medida emergente”, explicó Avellaneda.

 

En abril de 2017, el Gobierno de Oaxaca de Juárez, entonces encabezado por el priista José Antonio Hernández Fraguas, entregó el albergue en comodato a la organización Siete Regiones, a pesar de la oposición de diversas organizaciones de activistas.

 

De acuerdo con un reportaje de Newsweek Oaxaca, que citó fuentes del gobierno capitalino, Hugo Jarquín solicita una cantidad económica a cambio de entregar el inmueble.

Oaxaca de Juárez, Oax.- Las autoridades federales y estatales encubren las cifras reales de feminicidios y no clasifican este delito de manera adecuada, sentenció la coordinadora en Oaxaca del Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer (Cladem), Nelly Martínez Echartea.

 

A un día de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, la activista descartó que existan motivos para llevar a cabo algún tipo de festejo para recordar aquella fecha, pues, durante los últimos seis meses, los feminicidios en el país han aumentado 43 por ciento.

 

Mientras funcionarios de las distintas órdenes de gobierno afirman que la violencia contra las mujeres ha disminuido, reiteró que los casos se han disparado y, como ejemplo, indicó que hasta diciembre de 2017, al día eran asesinadas siete mujeres en el país; sin embargo, en enero de 2018, ese índice se incrementó a ocho víctimas cada 24 horas.

 

Y eso no fue todo, pues denunció que ante la falta de voluntad política y políticas públicas eficientes, a finales del año pasado la tasa aumentó a nueve asesinatos al día.

 

Finalmente, Martínez agregó que en enero de 2019, el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) admitió que el número de homicidios dolosos de féminas llegó a 10 casos cada 24 horas.

 

A pesar de ello, las autoridades locales se niegan a clasificar todos los delitos como feminicidios y optan por catalogarlos bajo tipos penales diferentes, no relacionados con la violencia por razón de género, reprochó.

 

Antecedentes

La semana pasada, Encuentro Radio y Televisión informó que de los 15 asesinatos de mujeres que reportó durante enero pasado el Grupo de Estudios Sobre la Mujer Rosario Castellanos (GESMujer), únicamente cuatro fueron considerados como feminicidios por la Fiscalía General del Estado (FGEO).

 

En su primer reporte del año enviado al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), el organismo autónomo indicó que únicamente el 26.6 por ciento de los casos reunían las características para ser considerados crímenes por razón de género.

 

Sin proporcionar mayores datos, tanto la Fiscalía como el Secretariado indicaron que dos víctimas fueron asesinadas con arma de fuego, una con arma blanca y otra con “otro elemento”.

 

En contraste, GESMujer reportó que durante los primeros 31 días del año se suscitaron 15 homicidios de oaxaqueñas; es decir, uno cada 48 horas.

 

La organización precisó que la tendencia de 2019 ha triplicado los antecedentes de los últimos meses, pues en 2017 en el mismo periodo se contabilizaron siete víctimas y en 2018, cuatro.

Oaxaca de Juárez, Oax.- De los 15 asesinatos de mujeres que reportó durante enero pasado el Grupo de Estudios Sobre la Mujer Rosario Castellanos (GESMujer), únicamente cuatro fueron considerados como feminicidios por la Fiscalía General del Estado (FGEO).

 

En su primer reporte del año enviado al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), el organismo autónomo, encabezado por Rubén Vasconcelos Méndez, indicó que únicamente el 26.6 por ciento de los casos reunían las características para ser considerados crímenes por razón de género.

 

Sin proporcionar mayores datos, tanto la Fiscalía como el Secretariado indicaron que dos víctimas fueron asesinadas con arma de fuego, una con arma blanca y otra con “otro elemento”.

 

Las autoridades refirieron que en comparación con 2018, el número de asesinatos por razón de género tuvo un incremento de 100 por ciento, al pasar de dos a cuatro casos, el mismo número registrado en 2017.

 

En enero de 2016, el SESNSP reportó la ocurrencia de siete casos de feminicidio en Oaxaca.

 

En contraste, GESMujer reportó que durante los primeros 31 días del año se suscitaron 15 homicidios de oaxaqueñas; es decir, uno cada 48 horas.

 

La organización precisó que la tendencia de 2019 ha triplicado los antecedentes de los últimos meses, pues en 2017 en el mismo periodo se contabilizaron siete víctimas y en 2018, cuatro.

 

Ante ello, la agrupación sostuvo que las mujeres tienen el derecho a vivir libres de todas las formas de violencia, al tiempo que las autoridades deben demostrar que tienen la capacidad de ejercer las atribuciones que les han sido conferidas.

 

GESMujer fue una de las 15 organizaciones que el pasado siete de febrero demandaron la destitución del Fiscal del Estado, dos días después de su comparecencia en el Congreso del Estado y de que aseguró que el índice de feminicidios han bajó de 51 casos en 2017 a 29 en 2018.

 

Ante el Poder Legislativo, Vasconcelos afirmó que la procuración de justicia en la entidad atraviesa un periodo de mejoría y que si existen altos índices de violencia no era un factor que la compete resolver al organismo autónomo que encabeza, pues éste no se encarga de labores de vigilancia sino de investigación.

 

En respuesta, las organizaciones feministas manifestaron que con tales aseveraciones el funcionario exhibió su falta de capacidad para estar al frente de aquel órgano autónomo, además de que con la omisión o el maquillaje de cifras promueve la impunidad, lo que lo hace responsable directo del incremento de los feminicidios en Oaxaca.

 

“¿Cómo explicar que año con año el número de feminicidios ha ido disminuyendo, cuando hubo una tendencia similar de muertes violentas en el mismo período?”, cuestionaron las defensoras de derechos humanos.

 

De acuerdo con el contador de Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad, durante la actual administración estatal han sido ultimadas de manera violenta 261 mujeres en todo el estado.

 

Por su parte, el Grupo de Estudios Sobre la Mujer Rosario Castellanos (GESMujes) reportó en Oaxaca 15 asesinatos de mujeres durante enero de 2019; es decir, en promedio, un caso cada dos días.

 

Al respecto, argumentaron que ocultar, tergiversar o manejar políticamente los datos sobre ese fenómeno es no reconocer la gravedad del problema y por lo tanto es un acto de complicidad y responsabilidad de Estado.

 

Entre los ataques fatales cometidos contra mujeres durante el primer mes del año, aparece el orquestado contra Wendy A.B., de 27 años, una mujer que trabajaba en un bar ubicado en la jurisdicción del distrito de Etla, al poniente de la ciudad de Oaxaca.

 

La joven fue atacada por un hombre que ingresó al establecimiento, le roció gasolina y, enseguida, le prendió fuego. La víctima agonizó durante ocho días.

 

© 2018 www.encuentroradiotv.com